Sectas Destructivas

Sectas Destructivas

Entendemos por “Secta” todo grupo de personas atomizados alrededor de una nueva creencia, una nueva filosofía, un nuevo concepto de religión e incluso ideal político.

Por todo ello no debemos dejarnos llevar por aquellas corrientes de opinión que tilda a toda sectas con connotaciones negativas, ya que en muchas ocasiones estas mal llamadas sectas no dejan de ser grupos o reuniones.

Sociologicamente estamos ante personas que comparten inquietudes, gustos y aficiones de cualquier índole (deportiva, cultural ,etc…), siendo diferenciadas claramente de aquellos que entran en las llamadas SECTAS DESTRUCTIVAS.

Sectas Destructivas ¿Cuales son?

Las SECTAS DESTRUCTIVAS son aquellos movimientos o asociaciones grupales que se atomizan en torno a nuevo ideal político o religioso con la características que sus lideres obran un control mental sobre la masa de fieles o seguidores.

Suelen ser grupos enmascarados bajo aspecto aparentemente inofensivos como nuevas tendencias New Age, nuevos conceptos religiosos o ideológicos, incluso de ayuda social.

Sin embargo tras ellos se esconde una dura realidad: el poder actuar sobre la mente de aquel que ha sido adoctrinado para cumplir la voluntad de ese líder que ejerce dicho control.

El líder de toda secta destructiva e alguien de fuerte personalidad, conceptos y objetivos claros, capacidad de persuasión y de encontrar las debilidades en todos aquellos que adoctrina bajo su ideología con una clara personalidad dominada.

Ejercen técnicas de persuasión coercitiva, igualmente desarrollan entre sus seguidores complejos de inferioridad atenuados por la presencia o consejos del líder.

Tienen una gran presencia y capacidad de oratoria, son grandes psicólogos ( y, a veces, mejores empresario en fines propios) y son ayudados en esta tarea por otras personas que, bajo sus preceptos, son capaces de ejercer el mismo dominio sobre su masa de seguidores.

La estructura en toda sectas destructiva suele ser piramidal, con un claro líder y una escala jerárquica de influencia. Son conocedores de la estructura mental de sus fieles y adeptos, controlan su mente y deshumanizan todos sus instintos.

Usan técnicas de “lavado de cerebro”, practican fuertes sesiones de orientación privando al adepto de alimento, comunicación y, a veces, de los sentidos mediante la desorientación.

Todo ello puede provocar en el adepto sensación de insignificancia, tendencias suicidas o también maniaco-obsesivas, dejando psicológicamente a adepto en unas condiciones muy inestables.

Se apoyan en grandes catástrofes o desastres naturales para hacer llamadas apocalípticas, conocen las profecías, los profetas y son grandes manipuladores (sectas destructivas y lideres) de la información convenciendo con ellos a los que se acercan engañados en los fines de estas mal llamadas –inicialmente- “asociaciones”.

Las sectas destructivas tienen una serie de características muy importantes a la hora de saber identificarlas, estas son:

  1. Implantar en los adeptos una personalidad dependiente o gregaria, en lo que se denomina “Síndrome disociativo atípico”, para ello se utiliza el control mental.
  2. Tiene una clara estructura piramidal donde la cúspide ejerce de líder autoritario y en el resto de “escalones” se cumple su voluntad con mayor o menor “libertad”, la libertad en las sectas destructivas son presas de la mente.
  1. Dentro de las sectas destructivas hay un claro y manifiesto ánimo de lucro encubierto. Los adeptos de base comparten la ideología grupal pero no los beneficios generados por la secta, cuyo fin principal es el beneficio económico.
  2. Aislamiento social de los miembros del grupo, prohibidas las relaciones familiares o el contacto con antiguos amigos y/o familiares.
  3. Se implantan conceptos dependientes del grupo destructivo, de “demoniza” al mundo y se culpa a la sociedad moderna y a sus sistemas de valores de todo lo malo que ocurre, la secta destructiva es dibujada como un “oasis” en el falso desierto social.
  4. Confianza total y ciega del grupo.

La Asamblea Nacional en 1995 definió los criterios que caracterizan a las sectas destructivas, fue el presidente de la AN, Alain Gest quién los enumeró:

  • desestabilización mental
  • carácter desorbitado de las exigencias financieras a sus adeptos
  • ruptura inducida con el entorno o ambiente de origen
  • atentados contra la integridad física
  • reclutamiento de los niños
  • discurso antisocial
  • disturbios de orden público
  • importancia de querellas judiciales contra las sectas
  • eventual desvío de los circuitos económicos tradicionales y tentativas de enfrentamiento en los poderes públicos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*